'Las frías' se ponen cada vez más caras

El proyecto sería aprobado el próximo miércoles en el Senado y busca, entre otras cosas, un equilibrio entre lo que pagan los fabricantes nacionales y los extranjeros.

El régimen actual tiene dispuesto un gravamen de 306 pesos por menos de 35 grados de alcohol. Los que registran un grado mayor tienen un régimen de 510 pesos.

Ahora, se propone unificar la tarifa a 220 pesos, pero con un adicional del 25 % por el valor de cada botella del público en general y un IVA del 5 %.

Uno de los argumentos del Gobierno para fijar esta nueva carga tributaria es que este esquema equilibra las cargas y regula el consumo en pro de la salud pública en Colombia.

“Más grados de alcohol, más daño se le hace a la salud. Más grados de alcohol, más debe pagar de impuestos”, sostuvo Cárdenas, citado por CM&.

En las cuentas del Ejecutivo está elevar de 1,3 billones de pesos a 1,7 billones anuales para las regiones.

La otra cara de la moneda está por el lado de los comerciantes, que desde ya cuestionan la aprobación de la iniciativa, entre otras cosas, porque podría disparar el contrabando.

“Si en este momento una de cada cuatro botellas tiene origen ilegal, podríamos pensar que con este proyecto de ley, como está y no se modifica, cuatro de cada diez botellas serían ilegales”, aseguró Guillermo Botero, presidente de Fenalco, citado por Noticias RCN.

Además, el precio, obviamente, afectaría el bolsillo del consumidor final.

Deja tu Comentario