“No buscamos protagonismo, buscamos resultados”: Contralor del Magdalena

En estos tres años de gestión, la Contraloría General del Departamento del Magdalena ha destinado sus esfuerzos en todo el Departamento a la consecución de un “Control fiscal serio y transparente, de la mano con la gente”, garantizando la efectiva vigilancia sobre los recursos públicos y la eficiencia administrativa.

Por tanto, el Contralor Ricardo Salinas Vega, le ha apostado a una propuesta innovadora, trabajada a conciencia, y con un alto compromiso ético, con el firme propósito de ser desarrollada como una política institucional. De igual forma, propende por vislumbrar un nuevo horizonte en el devenir del Control Fiscal departamental, donde las entidades públicas del Magdalena se conviertan en más modernas, eficientes, transparentes, confiables e incluyentes, con mejores índices de desempeño y gestión.

La Entidad tiene una visión integral que la ha conducido hacia un modelo de gestión fiscal que consiste en priorizar la prevención y el fortalecimiento institucional en las entidades vigiladas como aspectos estratégicos para la consecución de los fines del Estado, a través de la sensibilización, capacitación y apoyo institucional continuo, complementado con un trabajo incesante en el restablecimiento de la autoridad y del respeto por los recursos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Este tercer año ha recogido los frutos de la incesante labor, no solo con el fenecimiento de la cuenta de la Entidad por parte de la Auditoría General de la República, que calificó como satisfactoria la gestión fiscal realizada, ya que se aplicaron las condiciones de economía, eficiencia, eficacia, equidad, efectividad y valoración de costos ambientales, sino que salió del deshonroso puesto 27 de 32 Contralorías calificadas por Índice de Transparencia para ascender diez puestos y pasar al puesto 17 del ranking Nacional. Además de un histórico resarcimiento derivado de los fallos con responsabilidad fiscal y el cobro coactivo, la disminución de denuncias, entre otros aspectos que demuestran un trabajo comprometido.

UNA CONTRALORÍA DE LA MANO CON LA GENTE

La columna vertebral de la Contraloría como lo señala su eslogan y dimensión estratégica, tiene como eslabón la promoción de la participación de la ciudadana e involucrarla activamente como sujeto fundamental que apoye al Ente del Control para combatir la corrupción, y de esta manera, redunde en la búsqueda de su propio bienestar.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Así es como la Oficina de Planeación y Participación Ciudadana de la Contraloría General Departamental trabaja para asegurarle a los magdalenense el cumplimiento del control fiscal participativo que se esmera por propagar ese derecho y deber que tienen todos los ciudadanos, para vigilar y fiscalizar la gestión pública, teniendo presente la importancia de brindar mecanismos que permitan a los ciudadanos ser partícipes de la toma de decisiones de sus comunidades, además de empoderarse de los temas de Estado.

Este trabajo se realiza por medio de estrategias participativas como lo son los Contralores Escolares, guías de control social y capacitaciones que brindan herramientas para que los ciudadanos ejerzan control social y coadyuven a la labor de los entes de Control.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El doctor Ricardo Salinas argumenta que la labor del vigilante también es evitar, por tanto, esta labor preventiva ha hecho eco en los municipios, y se evidencia una disminución de denuncias al contrastarse con años anteriores, porque este año solo se han recibido 28 denuncias, es decir, un 17.6 % comparado con 2016. (Gráfs 1-2)

Otro indicador favorable es que en municipios que ocupaban año tras año los primeros puestos en denuncias, hoy, ya no están en la lista de los más denunciados, debido a que se han redoblado los esfuerzos, al priorizar auditorías a dichos municipios, verificar las denuncias y ejercer el control respectivo con la ayuda de la gente.

FALLOS CON RESPONSABILIDAD FISCAL, EN MARCHA

Como eje misional de la Entidad, la Contraloría Auxiliar para las Investigaciones de la Contraloría General del Magdalena, se encarga de adelantar procesos que determinen si con la actuación de los individuos (Funcionarios o Particulares que Manejen recursos Públicos) se generó o no un detrimento patrimonial dentro del departamento del Magdalena, para así endilgar las respectivas responsabilidades.

Por tanto, en lo que va de este año con corte a noviembre, acorde con la información allegada por dicha oficina, se han proferido 24 fallos con Responsabilidad Fiscal, que muestran un aumento porcentual de fallos del 242.9 % comparado con años anteriores. Dicha gestión responde no solo a la razón de ser del ente de Control, sino a las expectativas de los ciudadanos.

La eficiente labor de esta Oficina también se refleja en el resarcimiento, producto del cobro coactivo y los fallos responsabilidad fiscal, ya que este ha ascendido tras año. La presente anualidad comparada con el año anterior, tuvo un aumento del 107.1 % en el resarcimiento.

Es importante resaltar, que en estos tres años se ha recaudado un monto de $40.033.872 en Procesos Sancionatorios. (Gráfs. 3-4-5-6-7)

GESTIÓN DEL PROCESO AUDITOR: EL CORAZÓN DE LA ENTIDAD

La Contraloría Auxiliar para el Control Fiscal es la oficina encargada de dirigir el proceso auditor por medio del Plan General de Auditorías, teniendo en cuenta criterios que permiten el ejercicio inmediato del control fiscal conforme a lo dispuesto por los procedimientos y normas establecidas.

Acorde con sus funciones, a corte de octubre, el grupo Auditor a pesar de las limitaciones presupuestales y de capital humano, ha desempeñado un valioso trabajo en los municipios del Magdalena, al mostrar resultados que vislumbran el cumplimiento del PGA casi en su 100 %.

En el cuadro se muestran los hallazgos trasladados con veracidad, fruto de las auditorías realizadas estos últimos tres años, con una tendencia a bajar, razón que indica que la labor fiscalizadora ha ayudado en el mejoramiento de las administraciones.

Los retos de la Entidad a un año de gestión son permanentes, no solo con la gente del Magdalena y sus recursos, sino con el personal de planta, el cual en estos tres años de trabajo ha fortalecidos sus competencias por medio de talleres, seminarios y diplomados. Por tanto, las actuaciones de la Contraloría seguirán de la mano con el ciudadano y su capital humano competente, a través del ejercicio permanente de la prevención como modelo de gestión y del control serio y transparente como defensor del interés público.(Gráf 8)

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: