¿Realmente existen comidas afrodisíacas que aumentan el deseo sexual?

¿Quién no ha escuchado que los chocolates, las fresas o las ostras pueden tener el efecto de aumentar la libido y la potencia sexual?

Históricamente los afrodisiacos, llamados así por la diosa griega del amor, han incluido comestibles tan extravagantes como la mosca española, el cuerno de rinoceronte molido y extractos de plantas poco comunes.

De hecho, durante la investigación para su libro Intercourses, la coautora Martha Hopkins descubrió que casi todos los alimentos se han considerado afrodisiacos en algún punto.

"Normalmente, los alimentos considerados afrodisiacos eran difíciles de encontrar, poco comunes o costosos como las trufas, el foie gras, el caviar o alimentos con la forma de un órgano sexual como el espárrago o las alcachofas. Incluso testículos de animales", dijo Hopkins.

Aunque solemos relacionar a afrodisiacos con la lujuria, el romance y la libido. En el siglo XVII —cuando todo, desde palomas hasta almendras y chirivías se consideraron afrodisíacos— también se les asoció con la reproducción y la fertilidad, por lo que se le daba a las parejas casadas como sustancia médica, comenta Jennifer Evans, profesora de historia en la Universidad de Hertfordshire, quien investiga la historia de la alimentación y la fertilidad.

Deja tu Comentario