En Sevillano ya no pagan $60 mil por pipeta de gas, ahora les llega un recibo por $16 mil

El progreso llega a Sevillano. Se hace presente en cada cocina y se percibe diariamente en cada hogar. El servicio de gas natural domiciliario se ha instalado en cientos de viviendas ubicadas en el corregimiento, ubicado a 10 kilómetros de la cabecera municipal a orillas de la Ciénaga Grande de Santa Marta. Este lugar es habitado por gente trabajadora, alegre y llena de esperanzas.

Hoy, una tarea cotidiana como cocinar es más fácil, económica y segura para cientos de familias. “Magdalena social es la vía. En el Magdalena la gasificación es la vía. Con este proyecto se acabaron las peligrosas y costosas pipetas, se acabaron las madrugadas a cortar leña para poder cocinar; y quiero también darles una excelente noticia: con esto les quiero decir que como Gobernadora del departamento estoy cumpliéndole a todos los magdalenenses”, aseguró Rosa Cotes.

Los habitantes de Sevillano recuerdan con alegría el día en que recibieron la noticia del proyecto que llevaría el gas hasta el corregimiento. En zonas cercanas se realizaban obras para la instalación del gas y ellos esperaban con expectativa que pudieran recibir el servicio. Augusto Contreras es uno de los beneficiados, en su hogar ya está en funcionamiento el gas domiciliario.

“El gas natural nos ha cambiado la vida a nosotros, porque es un beneficio muy importante (…) no nos toca buscar leña, ahora con el gas, estamos muy bien con el gas, nos sentimos muy contentos y estamos satisfechos con el gas, es lo mejor que ha podido venir a Sevillano, el gas”.

Para Delsy Pérez, habitante de Sevillano, quien tiene a su cargo un hogar comunitario de Bienestar Familiar, el gas natural domiciliario le ha transformado la vida, facilitándole el día a día y mejorando el entorno para los niños que tiene a su cuidado.

“Se hacía difícil, a veces cuando la pimpina se me acababa tenía que coger para donde mi cuñada, porque es una responsabilidad de mi parte atenderlos y darle su comidita (…) y por la salud de ellos ante todo también. Entonces ya no me está pasando esto, gracias a Dios y a Rosa Cotes que ya vino esta bendición”.

Y en su familia también sienten la diferencia, las actividades diarias para la preparación de los alimentos son más fáciles y seguras. “Ya no me preocupo que se va a acabar porque es constante el gas, y mucho más rápido. Yo de pronto antes cocinaba sin estufa y tenía que preocuparme porque tenía que cocinar a tal hora para que estuvieran los alimentos, pero ¡ya no! porque ahora ya yo digo: tengo gas, puedo cocinar a la hora que desee cocinar y todo rapidito”. Agregó Pérez.

Con este proyecto, el Gobierno Departamental le apuesta a la calidad de vida de la población, generando seguridad, mejorando las condiciones de habitabilidad y salud y además impactando en la disminución de los costos de la canasta familiar.

Hoy Delsy cuenta con el servicio 24 horas, cocina para los niños que asisten al hogar, prepara los alimentos para su familia y, además cocina, sin preocuparse por la hora. Las cuentas en su hogar cambiaron: “Esas pimpinas que nosotros comprábamos eran muy caras, 58.000 pesos. Y en gas pago 29.000 pesos que es la mitad quizá”.

Augusto, por su parte, recuerda la sorpresa que recibió cuando le llegó su primera cuenta por el servicio de gas. “El beneficio no es tan caro, porque ya vino el primer mes, ya lo pagamos, también fue verdad, y no es tan caro. Más nos tocaba sacar cuando comprábamos la pipeta que si teníamos que pagar $60.000 por la pipeta, ahora no. Ahora vino el gas por $16.000 pesos el mes, con lo cual me queda más en el bolsillo”.

Salud y medio ambiente
El impacto de contar con gas domiciliario también se percibe en la salud y el medio ambiente. Los fogones al aire libre, que producen humo sin control, promueven enfermedades respiratorias y generan incomodidad en la comunidad, hoy pueden pasar a la historia en Sevillano.

“A veces como un consejo, como a mis vecinos, como compañeros, eso de leña ya, si ya Rosa Cotes nos dio la oportunidad de darnos esa bendición. Pues dejemos eso porque me he dado cuenta que no se perjudican tanto los que cocinan, sino los que están alrededor”, manifiesta Delsy Pérez.

Adicionalmente, hoy la comunidad no tiene la necesidad de cortar leña, lo que permite el desarrollo de los procesos naturales de reforestación en beneficio de los ecosistemas del municipio.

“Cuando se acababa la pipeta, si no había la facilidad de comprarla, teníamos que cortar leña, buscar leña y en el tiempo de lluvia tenía uno que obligado buscar la pipeta porque no íbamos a correr para el monte lloviendo. Ahora no, ahora sí puede llover, que lo que tenemos es gas natural”, asegura Augusto con tranquilidad.
Gestión y articulación interinstitucional

En Sevillano más de mil hogares fueron beneficiados con la gasificación domiciliaria. Con el subsidio otorgado, en el marco del proyecto, la instalación es gratuita para las familias, lo cual incluye la acometida interna del servicio. Esto es posible con los aportes de la Gobernación del Magdalena, las alcaldías municipales y el operador, Gases del Caribe.

“Eso fue lo mejor que pudimos haber tenido nosotros acá, porque nosotros acá cocinábamos con leña, a veces nos servíamos de la luz, también teníamos, pero la luz aquí es muy mala y teníamos que recurrir siempre a la leña. Y gracias a Dios con este proyecto que vino, nosotros estamos muy contentos porque ya estamos cocinando con el gas”, agregó Augusto Contreras.

Por gestión de la Gobernación del Magdalena se ha ejecutado un proyecto logrando alcanzar una cobertura del 100% de las cabeceras municipales y del 74% de la zona rural del departamento.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: